2 de noviembre de 2013

Genética y Ambiente


Lo de escribir un blog no sé si es lo más sensato para mí, para personas como yo. Porque no me gusta dejar cabos sueltos y me siento mal en el terreno de la imprecisión. Seguramente, todo viene por ser de ciencias.

En un comentario de este blog, escribí algo sobre la genética y el ambiente en la causación de los fenómenos naturales. En medicina, por ejemplo, hay enfermedades que tienen principalmente una causa genética, mientras que otras la tienen ambiental. En medicina, en todo, las cosas no son casi nunca claras. Hay muchos procesos o entidades que tienen una causalidad compleja, múltiple; multifactorial, porque son varios los factores implicados. En inglés cabe hacer un juego de palabras, distinguiendo estos dos grupos. Se dice nature versus nurture. Nurture designa, como sustantivo, el conjunto de influencias que pueden modificar la herencia de un individuo. Para ponerlo en una palabra: ambiente.

Todo esto es elemental. Lo traigo aquí, porque un modelo, un diagrama muy sencillo, puede ayudar a mostrar, de manera gráfica y directa, la importancia relativa de estos factores, en diversos casos. Lo tomé de la medicina y lo utilicé una vez para aplicarlo a médicos escritores. Es que algunos compañeros andaban, y andan todavía, enredados en cierta sutileza bizantina: distinguir entre el médico escritor y el escritor médico. Los seres humanos somos extravagantes a veces y los médicos y médicos escritores tal vez más. También hay gente que se rompe la cabeza sobre si el escritor nace o se hace, y cosas así. Nos gusta fabricarnos falsos y gratuitos dilemas o enigmas.

De una charla mía tomo dos ejemplos del modelo. En una figura se muestra la importancia relativa de la genética y el ambiente en la causación de tres enfermedades concretas: talasemia, ateromatosis y fiebre tifoidea. En la otra, la dedicación relativa de cinco médicos escritores a la medicina y a la literatura: Sir Ronald Ross, Cajal, Marañón, Louis-Ferdinand Céline y Baroja. La longitud de los segmentos que se forman al cruzar las rectas verticales los dos triángulos superpuestos da una idea de la relación cuantitativa entre las variables consideradas. En la segunda figura, no se valora la contribución total de los médicos considerados. Ya dije que todo es muy sencillo, hasta demasiado, pero quizá pueda servirle a alguien; esta será siempre una preocupación mía al pergeñar mis entradas.